Foto de Barakha Lab

Soy coach de actores y como tal, entiendo esta figura como alguien cualificado y con experiencia, que te entrena e instruye hacia un objetivo concreto: una prueba de acceso, un casting, una escena para tu videobook o para tu próxima obra de teatro o película, un proceso de reciclaje, …, y que tiene una duración determinada.

Un coach no te dirige, sino que te acompaña en tu trabajo; dándote una serie de elementos y herramientas que le den sentido y que te hagan mejorar en el aspecto que lo necesites dentro de tu interpretación. Te facilita llegar a tu potencial y hace que tú mismo lo descubras y seas capaz de mostrarlo.

Un coach debe reconocer tu potencial. Tiene que ser honesto contigo y con él mismo. No debe juzgar tu talento, debe creer en ti y hacer que tú también lo hagas, tiene que orientarte a la hora de marcarte unas metas realistas y a tu alcance, y por supuesto ayudarte a conseguir llegar a ellas. Nunca va a dejar de impulsarte para que explotes todas las posibilidades de las que eres capaz como actor, cambiando siempre hacia nuevos objetivos, conforme los vas alcanzando.

Un coach te va a retar, te va a acompañar, te va a animar, va a reforzar tu confianza, va a potenciar tus habilidades y te va a ayudar a afrontar todos los desafíos que encuentres enla interpretación.

Cada persona, cada actor es un mundo y cada proceso de coaching también. Puedes ponerte en contacto conmigo, sin ningún tipo de compromiso, para que me expliques lo que necesitas y te pueda hacer una propuesta, sin ningún compromiso.

 

Cuéntame qué objetivo profesional te has marcado y déjame que te haga una propuesta sin ningún tipo de compromiso, ni coste. Y si quieres, recorreremos juntos el camino hacia tus objetivos y tus retos.